martes, 20 de marzo de 2018

I Premio de poesía Joven UNAM 2018



LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO A TRAVÉS DE LA COORDINACIÓN DE DIFUSIÓN CULTURAL Y LA DIRECCIÓN GENERAL DE PUBLICACIONES Y FOMENTO EDITORIAL, CONVOCA AL I PREMIO DE POESÍA JOVEN UNAM 2018


La Universidad Nacional Autónoma de México (unam), a través de la Coordinación de Difusión Cultural (cdc) y la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial (dgpfe), convoca a los estudiantes inscritos en el bachillerato de la unam y escuelas incorporadas, en licenciatura y posgrado, que sean menores de 30 años o los cumplan en 2018, y que deseen publicar un libro de poemas auspiciado por nuestra institución, con arreglo a las siguientes bases:


sábado, 30 de diciembre de 2017

Poemas de la espera de Gleiber Alvarez




*

esparacido sin sangre
busqué rostros entre las paredes
damas chinas en las cortinas
cuerpos argentados
sobre labios cerrados
procuré la misma hondonada
al fondo
este rostro mejor sin nombre
sobre todo
cantado para el resto
acostado por años
antiguo credo bajo las piedras recogidas
en el corro luminoso
cuando me haya recostado en el lecho
que tantas veces he encontrado

*

la mesa bajo los libros
el foco apagado
la puerta
única pantalla
el vaso de agua
la madrugada ha pasado sin rostros
todos los cuerpos se yerguen
los aires de la mañana
todavía soplan contra la puerta
mas así los pocos libros abiertos
dejan ver el lecho

*

dentro de las piedras
el goce prometido

*

no me alcanzan los nombres en la madrugada
no hacen falta relámpagos para relucir nada
giran los cuerpos dentro de las mismas horas
el viento negro por las pantallas apagadas de
las paredes cierra las caras sobre el pecho
cuánta sangre para preguntarme con estas
palabras a los madrugones contra los cristales


*

los diarios lo cubrían
las revistas lo cubrían
la navaja daba sombra
estaba debajo del plato
bajo la suela de los zapatos
en la contera del paraguas
a un costado de la cartera
del abrigo de pieles
estaba justo enfrente
a los lados de los ancianos
entre sus hombros y codos
y mangas del mismo banco de  la plaza
bajo la hoja de mango que baila
en fin en la punta de los pezones
y al filo tenaz del cuchillo recién lavado
en el cálamo abierto
el racimo de mamoncillos maduros
y la taza de café que oculta
a la moneda broncínea
lo tapaba el cortinaje
y lo alfombraban retazos de tela
la única forma de rescatarlo
solo con estas palabras podemos
decirlo y realmente mirarlo


Gleiber Alvarez (San Carlos de Austria, 1994). Es Licenciado en Educación Mención Castellano y Literatura por la UNELLEZ y colaborador de la revista virtual Panfletonegro. Ha participado en diversos recitales de poesía en su ciudad natal y publicado cuentos y poemas en diversos medios virtuales. 

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Tres poemas de Roma Rey





“Papá, él es como tú”

Y es que sólo he conocido a otro como tú

ya te lo dije

eres tan como mi padre

que no te poseo

estás lejos

no existes



ERIKA SAID



Papá, sé que estuviste en prisión,

que vives en el taller del abuelo,

y todo se ha complicado



Entiendo que no es sencillo estar así,

al menos tienes la compañía de tu amante,

cincuenta y tantos años y nunca aprendiste a estar solo



Papá, mi madre dice que eres elocuente,

como los poetas; yo soy uno de ellos,

eres como los extraños en los que confío,

pero mamá repite que no hay bondad en ti



Mamá no entiende una cosa,

dice que eres un cerdo en un lecho de rosas,

que Dios no debería regalarte perlas,

sólo de mala gana vas a aprender



Yo repito la historia,

tengo a un hombre como tú,

con elocuencia y cabello negro,

él tampoco se merece el cielo



Papá, él se parece tanto a ti,

me tiene esperándolo

se ha ido, no ha dicho cuándo volverá




“Si no te hubiera conocido”



Si no te hubiera conocido,

no sabría distinguir a Jim Morrison

como poeta y como cantante



No conocería otra religión como la tuya,

y el culto a la palma de tus manos

¿Cómo sabría lo que es renacer por las mañanas?

cuando todo se veía como el vaso medio vacío



Si no te hubiera conocido,

no sabría dormir de otra manera,

me haces descansar en el Trópico de Cáncer,

sin fármacos ni té gourmet



¿Cómo sabría lo que es amabilidad?

me has mostrado a los extraños de la calle

no son tan malos como se ven.



Me has dicho que

éramos como esos extraños

de hoy en adelante sería imposible no reconocernos





 “Oda triste para mí”



Esto es para mí, que me pesa,

como cargar una maleta llena de piedras,

con grilletes en los pies

y subir un edificio de 20 pisos



Me pertenece a mí,

porque no tengo la vida resuelta,

horario de llegada y de salida,

y dos alarmas por si no despierto



No es para aquellos que viven

en constante precaución, y cruzan las calles

con la luz en rojo, y no ingieren gluten,

no es para ti, porque ya tienes maestría



Te repito, no podría ser para ti,

porque cenas muy sano,

yo muy pesado; cinco tacos, por favor,

de las pesadillas yo me encargo



Es tan mío, porque nadie me escucha,

nadie me lee, ¿a ti qué te importa?

nunca había sido tan triste desde que cumplí 16 años,

yo no había dejado pasar tantos otoños sin amarlos



Para mí se detuvo el tiempo,

no son las pilas de mi reloj,

es que me duele noviembre,

llevo sigo viviendo en 2012







 ********************************

Paola Florisel Mejía Reséndiz, Torreón, Coahuila, (octubre 1996)

Poeta en formación.

Estudiante de la licenciatura en Historia en la Facultad de Filosofía, UAQ. Recientemente publicó en el blog de poesía Lengua Suelta.